Mini tutos kimmy: consejos
Mostrando entradas con la etiqueta consejos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta consejos. Mostrar todas las entradas

Cosas que no debes decirle a tus hijos

Los padres tendemos a decir cosas en momentos de enojo que no deberíamos -en verdad, todos pecamos de hacer eso-. ¿Qué son esas cosas que jamás debes decirle a un niño?

Cosas que pueden afectar a su autoestima, que no tienen ningún efecto sobre ellos o que simplemente generan el efecto contrario al deseado. Veámoslas...

#5 "Deberías intentarlo con más ganas"

Una sola frase que puede frustrar completamente a tu hijo: si sabes que él puede dar más de sí mismo en los estudios, un deporte, la música, no necesitas utilizar esta frase para que se sienta motivado. No solo baja su autoestima, sino que este tipo de frases pueden generar el efecto contrario, y que el pequeño haga cada vez menos.

Si queremos que nuestros hijos se esfuercen, es mucho mejor que les demos órdenes claras, motivaciones precisas e incentivos.

#4 "¿Estás seguro que necesitas comer más galletas?"

Si bien tu intención es que tu hijo coma saludablemente, este tipo de comentario pueden generar una imagen negativa de su propio cuerpo a los pequeños, justamente en el momento que su autoestima se está construyendo. Si estás preocupado por lo que tu hijo come, es mejor que tomes acciones y no palabras, como por ejemplo darle más importancia al deporte en familia.

Los comentarios sobre la alimentación deben ser siempre positivos.

#3 "¿Por qué no puedes ser más como tu hermano/hermana?"

Las comparaciones siempre son crueles, y más si las hacemos entre hermanos. Estas generan etiquetas a los pequeños: el inteligente, el atleta.

En vez de decirle a uno que haga lo que hace el otro, deberías encargarte de estimular las preferencias de cada uno individualmente.

#2 "Porque lo dije yo"

A todos nos ha pasado alguna vez: necesitamos que nuestro hijo haga algo, y sin embargo no tenemos tiempo de explicar por qué. “Porque lo dije yo” pone todo el control en tus manos y hace que tu hijo pierda su autonomía y su capacidad de saber qué debe hacer en cada momento.

Siempre es mejor dar una explicación, por muy sencilla que sea, a utilizar esta frase.

#1 "Así no es cómo se hace, déjame a mí"


Le pides a tu hijo que haga una tarea -especialmente si es por primera vez- pero te enojas si no sale cómo tu quieres. Entonces, en vez de explicarle, decides abalanzarte y hacerla tú. Esto no ayuda al pequeño, ya que no aprende nunca a hacer las cosas y además le quita motivación para aprender.